Descubre los tesoros dentro de ti

January 11, 2015

“Además el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo.” (Mateo 13:44) 

 

En este pasaje bíblico Jesús estaba utilizando una metáfora para explicar lo que es ‘el reino de los cielos’.  Nos dice Jesús que “el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo”. Y un tesoro es un lugar en donde encontramos cosas de gran valor para cada uno de nosotros. Y ese campo es un espacio en nuestra mente donde las ideas divinas dan fruto; ese es el reino de los cielos que está dentro de cada uno de nosotros.

 

Metafísicamente hablando, el reino de los cielos “es el ajuste ordenando de las ideas divinas en la mente y en el cuerpo.” (Metafísica 1 p. 108) Y es por medio de las ideas divinas que el ser humano desarrolla y crea riquezas, salud perfecta, armonía y paz.  En el mensaje de este mes ustedes recordarán que les hable de los regalos que los sabios le trajeron al niño Jesús, oro, incienso y mirra. Y les explique que cada uno de estos regalos representan dones espirituales que Dios nos da a cada uno de nosotros.

Por ejemplo, les expliqué que el oro representa una conciencia de riqueza y abundancia y que ésta se expresa a través de ideas ricas en una mente abierta, receptiva, obediente, dispuesta y entusiasta.

 

Estos regalos verdaderamente son talentos que nos capacitan para realizar grandes cosas. Pero los talentos tienen que ser cultivados y desarrollados así como nuestra fe tiene que ser cultivada y desarrollada también.  Y cada uno de ustedes tienen talentos o dones espirituales que todavía no han descubierto, y que en el momento que los descubran estos podrían cambiar sus vidas significativamente si se deciden verdaderamente a usarlos.  

 

Es increíble ver cuántas personas piensan que la rueda de la fortuna se encuentra allá afuera. Y esto es así a tal punto que existen programas de televisión que se llaman ‘la rueda de la fortuna’ (The Wheel of Fortune)y otros cuya intención es crear en el televidente la impresión de que la fortuna es algo que se encuentra allá afuera.  Y la verdad es que la fortuna no es algo para buscar allá afuera sino algo para descubrir dentro de ti. ¡La fortuna comienza contigo! Hay una gran fortuna dentro de ese tesoro escondido dentro de ti.

 

Personalmente, a mí me interesa el bienestar espiritual de cada uno de ustedes y pienso que es mi responsabilidad guiarlos a la realización y expresión de esta cualidad. Y el bienestar espiritual no es otra cosa que prosperidad yendo más allá de aumento en las finanzas; expresándose como buena salud, felicidad, el disfrute de una vida balanceada, con sana recreación y buena educación.

Pero se hace cada vez más necesario que aprendamos a pensar creativamente. No te conformes con el pensamiento habitual porque éste perpetuará tus hábitos presentes.

 

El pensamiento habitual nos mantiene atados a una vida hasta cierto punto monótona, ejecutando actividades cotidianas repetitivas, pero el pensamiento creativo abre las puertas a nuevas posibilidades y al descubrimiento de talentos escondidos.

En el ser humano existen muchas ideas, pensamientos y creencias que hemos aceptado desde nuestra niñez como verdaderas o falsas sin ponerlas a prueba. Estos paradigmas sociales nos limitan grandemente, y solo por medio del pensamiento creativo podemos romperlos.  Pero para romper un paradigma tenemos que ser valientes y decididos. Sobre todo tenemos que tener fe en la idea que Dios nos ha revelado.

 

Jesús tuvo fe en Dios y nos instó a cada uno de nosotros a que tuviéramos fe en Dios. Cuando ponemos la fe en Dios la ponemos en algo más grande y más poderoso que cada uno de nosotros que no puede fallar, porque Dios nunca falla.  Entonces, tú que me estás escuchando, aprovecha este año que está comenzando y proponte a buscar en ese tesoro escondido en las profundidades de tu propio ser, los regalos que Dios te ha dado y ponlos en ejecución.  En lugar de estar buscando allá afuera la rueda de la fortuna y la fuente de la juventud comienza a buscar dentro de ti las maravillas que Dios te ha dado como dones y talentos.

 

Lo bueno de todo esto es que no tienes que ir a ninguna parte para destapar el tesoro escondido, lo puedes destapar ahí mismo donde estás.  Por esto te digo, haz lo mejor que puedas, con lo que tienes, ahí mismo donde estás. ¡Tu fortuna comienza contigo!

Existen muchas personas allá afuera que son muy conformistas en su vida laboral. Personas que trabajan por largos años en una empresa haciendo lo mismo todos los días. Cualquier cambio en sus actividades laborales viene de manera externa, esto es, como resultado de una decisión gerencial o algo así por el estilo. Y este tipo de personas por lo general resisten los cambios. ¿Eres tú una de ellas?

 

Te recomiendo que cuando el cambio toque a las puertas de tu vida no lo resistas, y en vez de estar preocupado por lo que vendrá ocúpate de buscar el bien que está buscando manifestarse en tu vida y asuntos.  No obstante, podrías optar en poner en acción el pensamiento creativo, en vez de esperar que el cambio venga de lo externo, podrías sugerir mejoras que redundarían en beneficio para la empresa.

 

Pero tal vez podrías pensar: — “¿y para qué? Total, la empresa termina aprovechándose de mi idea y no me da el reconocimiento ni recompensa por la idea.”

 

Y esta es una manera errónea de pensar, es una manera negativa y derrotista. Primeramente, el pensamiento creativo es como un músculo que debemos ejercitar diariamente. Mientras más lo ejercitemos mayores y mejores frutos dará.  Segundo, todas las empresas necesitan personas que piensen creativamente, personas que puedan introducir mejoras a los procedimientos y a los sistemas operacionales. Personas que estén a la vanguardia de los cambios organizacionales.

 

Y te podrás preguntar: —y ¿qué tiene que ver esto conmigo? Pues, tiene que ver todo contigo, porque son las personas las que constituyen las organizaciones y son tus pensamientos los que constituyen tu persona.  En esencia, eres lo que piensas y eres la expresión de tus pensamientos. Y para desarrollar tus talentos y dones espirituales tienes que ir a la única Fuente, que es fuente de ideas puras y perfectas.  Tú necesitas pensar positivamente y creativamente para que vengan a tu vida nuevas oportunidades de progreso en todos los órdenes de tu vida. Todos, de una manera u otra deseamos tener éxito en la vida.

 

Entonces comienza a dar sin esperar recompensa. Olvídate de estar facturando por todo lo que haces especialmente si rindes algún servicio que ayude a tu prójimo.  No existe ni existirá mejor ayuda ni mejor servicio para el desarrollo espiritual de la humanidad que las Enseñanzas del Maestro Jesucristo. No existe ni existirá enseñanza superior a esta; ¿y saben qué? nos las dio gratis y siguen siendo gratis. Abre tu corazón a la dación desinteresada. 

 

Pero aun diciendo esto todavía queda el paradigma de que: “Los productos que tienen precios altos son de buena calidad”. Y este paradigma está metido en nuestro subconsciente y de alguna forma tenemos que sacarlo.  La verdad es que los productos que tienen los precios más altos son aquellos que tiene los costos de producción más altos.  Nuevamente volvamos a las enseñanzas del Maestro Jesús. En cuanto a nuestro bienestar espiritual se refiere no hay mayor ni mejor ayuda que la práctica cotidiana de las enseñanzas de Jesús.

 

Él nos dio la clave para una vida abundante y próspera; dijo: — “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando…”. Nos dio la clave para un cuerpo y una mente saludable, dijo: —“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo s bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz…” (Mateo 6:22) y para la felicidad nos dijo: —“Ama a tu prójimo como a ti mismo,… ama a tus enemigos...” (Mateo 22; 29; 5:44). Cuando expresas amor incondicional y sincero eres feliz.

 

Sin embargo, todavía encontrarás personas dispuestas a pagar grandes sumas de dinero para escuchar tal o cual gurú que te dará la clave para las riquezas, o para la salud o para la felicidad.  Nuevamente, esta manera de pensar es errónea y eventualmente nos dirige al fracaso. Busca el tesoro que Dios ha preparado para ti, está en dentro de ti y espera que lo descubras y lo uses para tu bienestar y el de tu prójimo.  Sabemos que tenemos necesidades que satisfacer, pero la satisfacción y las respuestas a nuestras interrogantes están en ese tesoro escondido dentro de nuestro ser.

 

Tu fortuna comienza contigo mismo; comienza a dar y comienza a vivir de adentro hacia afuera.  

 

Recuerda que solo Dios conoce tus necesidades y solo Él sabe cómo satisfacerlas de la mejor manera. Por eso introdujo en ti y en cada uno de nosotros el reino de los cielos. Y es tu privilegio buscarlo, encontrarlo y expresarlo.

 

 Dios te bendice si sabiendo estas cosas las haces. ¡Amén!

 

 

Please reload

Destacados

Caminando por sendas de rectitud

October 8, 2018

1/10
Please reload

Recientes

August 12, 2019

Please reload