¿Enseñó Jesús la gratitud?

November 26, 2017

“Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: —Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sé que siempre me oyes pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor…” (Juan 11:41)

 

1. Si hago la pregunta: ¿Enseñó Jesús la gratitud? Casi invariablemente cada uno de ustedes contestará que sí, que efectivamente Él enseñó gratitud. No hay que saber mucho acerca de Su vida ni de Su ministerio para saber que en ciertas ocasiones Él dio gracias antes de hacer Sus demostraciones.

 

2. Esta práctica por parte de Jesús pone de relieve la importancia de la gratitud en todo lo que hacemos y también en nuestras relaciones interpersonales.

 

3. Pero la pregunta que sigue es: ¿Por qué y para qué Jesús nos enseñó dar gracias a Dios? Nos enseñó para que lo siguiéramos en esa práctica y tuviéramos siempre presente que Dios escucha nuestras peticiones y está presto a actuar y proveer para nuestras necesidades conforme a nuestra fe.

 

4. Algunos padres les enseñan a Sus hijos a dar gracias por todo lo que reciben de otras personas desde que son muy pequeños. Pero son pocos los que le enseñan a darle gracias a Dios también por todos los beneficios recibidos.

 

5. Una idea que debe ser considerada es incorporar en nuestro sistema educativo el tema de la gratitud dentro de la ciencias sociales, o más específicamente dentro de la sociología.

 

6. Los jóvenes deben aprender la importancia de la gratitud en todas sus relaciones interpersonales.

 

7. Un pueblo que no agradece es un pueblo que no prospera.

 

8. Y específicamente una persona mal agradecida no progresa en ninguna de las fases de su existencia. Normalmente personas así, son personas amargadas, infelices, propensas a ser depresivas. Y todas estas condiciones y estados de ánimo evidencian una sola cosa y es una falta de reconocimiento de la presencia de Dios y según palabras de Pablo, del ‘Cristo en ti”.

 

9. Yo he dicho en mensajes anteriores y ustedes lo saben que para que la gratitud sea efectiva tiene que venir de adentro, lo que significa que debes sentirte verdaderamente agradecido.

 

10. Pero hay algo más, la gratitud debe ser parte de lo que somos y para que eso ocurra tenemos que cultivar una consciencia de gratitud. Y, ¿qué se requiere para desarrollar una consciencia de gratitud?

 

11. Primero, no dar nada por sentado. Y esto empieza con nosotros mismos. Tenemos que ser agradecidos porque Dios decidió desde los orígenes de la Creación ser parte de lo que somos. Y por esto ser así, debemos sentirnos agradecidos y dar gracias.

 

12. Segundo, dar gracias por tener libertad de pensamiento y de acción; esto es la libertad de ser nosotros mismos. Y yo creo que este es un gran regalo de Dios del cual debemos sentirnos eternamente agradecidos. Porque primeramente este regalo lo llevamos con nosotros toda la vida. No es un regalo como los que nos dan en una ocasión especial que se recibe pero que en espíritu y en verdad no es parte de lo que somos.

 

13. Y si ustedes piensan que esto del libre albedrío y la libertad no es gran cosa piensen en los que son esclavos de dictaduras o sencillamente fueron esclavos de otras personas.

 

14. Tercero, reconocer el valor de lo que tienes a tu alrededor. Especialmente esas personas que forman parte de tu vida. Dios te las puso para que crecieras y desarrollaras tu potencial espiritual. Te las puso para que desarrollaras tu paciencia, tu flexibilidad, para que escucharas atentamente y consideraras nuevas maneras de ver las cosas y la vida en general. ¿No es esto algo por lo cual sentirnos agradecidos y dar gracias?

 

15. El Sanedrín completo y la oposición que tuvo Jesús de parte de los judíos ortodoxos en Su ministerio fueron una bendición para Él, porque lo ayudaron a crecer más aceptándolos sin buscar ningún tipo de venganza en contra de ellos. Los amó y no vio traición sino error e ignorancia y por eso no los condenó.

 

16. Cuarto, también valorar las cosas materiales que tenemos a nuestro alrededor. Muchos líderes espirituales predican que las cosas materiales no tienen valor. Pero se equivocan porque tienen el valor que nosotros le damos. ¿No es una bendición de Dios el poder valorar las cosas? Para mí es una gran bendición y por eso debo dar gracias.

 

17. Y si analizas esto que he dicho podrías decir: “pero eso son cosas de las que la mayoría de las personas no piensan ni ven el por qué dar gracias.” Y tienes razón, y por eso es que la mayoría de las personas nunca llegan a desarrollar una consciencia de gratitud.

 

18. Cuando Jesús dijo: “—Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sé que siempre me oyes pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor…” le estaba dando una enseñanza a la multitud de la importancia de darle gracias a Dios en toda experiencia humana.

 

19. ¿Quiere decir esto que la multitud no conocía lo que es ser agradecido o el significado de la palabra “gracias”? Claro que sí, conocían esto perfectamente bien. Pero lo que hizo Jesús fue enseñarles la importancia de tener una consciencia de gratitud, pues una consciencia así es magnética no solo atrayendo el Bien de todas partes sino aumentándolo significativamente en nosotros y en las personas con las que hacemos contacto.

 

20. Una consciencia de gratitud como la que demostró Jesús tiene gran poder, tiene poder resucitador. Toma unos segundos en este momento y cierra tus ojos y piensa en aquello que duerme en ti y tiene que resucitar… entonces comienza a dar gracias.

 

21. Y por medio de una consciencia de gratitud tú y yo podemos reactivar todas y cada una de las doce facultades espirituales que poseemos. Para los que no las conocen estas son las siguientes: la fe, la comprensión, la voluntad, la imaginación, el entusiasmo, la fortaleza, el poder (asociado con la palabra), el amor, la sabiduría, el orden, la renunciación y la vida generativa.

 

22. Para la persona promedio que no tiene mucho conocimiento acerca de su naturaleza espiritual, estas facultades permanecen dormidas, y tal vez nunca se entere durante su vida de que las poseen.

 

23. Pero aquellos que están despiertos espiritualmente tienen la oportunidad de “resucitarlas” desarrollando una consciencia de gratitud y dando gracias por el avivamiento de cada una de estas facultades espirituales.

 

24. Y a medida que esto ocurre se va desarrollando el cuerpo del Señor en tu propia carne; lo que llamó Pablo “el Cristo en ti.”

 

25. ¡Vez que poderosa es una consciencia de gratitud! Pero esto no se queda ahí, una consciencia de gratitud desarrolla amor al prójimo y un deseo de servir incondicionalmente.

 

26. Tal vez todo esto te parezca como un cuento de hadas; una ficción o una ilusión, pura fantasía. Pero realmente no lo es, estos son los pasos que debemos dar para nuestro levantamiento espiritual; y una buena manera de comenzar este proceso es cultivando una actitud de gratitud.

 

27. Y comenzar es muy fácil. Lo que requiere es que mantengas la disciplina de practicar esta disciplina diariamente para así seguir adelante en tu desenvolvimiento espiritual.

 

28. Todos conocemos la frase “un viaje de 80,000 leguas comienza con el primer paso.” ¿No es así? Pero, ¿qué pasaría si a mitad de viaje te detienes o tomas otro rumbo, o te cansas y te dedicas a otra cosa? Sencillamente nunca llegarás.

 

29. De la única manera que llegarás es retomando el camino. Pero podrías decir, “bueno todos los caminos conducen a Roma.” Pero en cuanto a tu progreso espiritual se refiere hay un solo camino y es el camino de Cristo. El Cristo por boca del Nazareno proclamó: “Yo soy el camino… y nadie viene al Padre sino por mí.” (Juan 14:6)

 

30. Observa que dice “nadie” o sea no hay persona alguna que llegue al Padre que no sea por medio de Cristo.

 

31. Pero todos tenemos la oportunidad de llegar al padre y por esta razón Cristo está entronizado en cada uno de nosotros para que lo reconozcamos como el camino que habremos de seguir para llegar a la plena unidad con el Padre.

 

32. Pablo dijo “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.” (Colosenses 1:27)

 

33. ¿Qué significan estas palabras? Cristo en ti es “la verdadera luz, la que guía a todo hombre que viene al mundo; está y siempre ha estado en el hombre. Por medio de esta luz el hombre fue formado y tiene existencia a través de ella.” (LPR p. 52)La palabra esperanza significa “expectativa de bien en el futuro. Una cualidad (buena hasta cierto punto) de la mente consciente porque está sujeta al tiempo. (LPR p.84)La palabra gloria, aparte del significado tradicional que se le da, espiritualmente hablando significa: “comprensión de la unidad divina, la combinación y fusión de la mente del hombre con la mente de Dios.”(LPR p.101)

 

34. Resumiendo, el significado de todo esto es que reconociendo a Cristo como el único camino esperamos en Él la fusión de nuestra mente con la mente de Dios. No hay unificación con Dios si no hay una transformación de la mente. Y todo esto, queridos amigos comienza con una desarrollando una consciencia de gratitud.

 

35. Por esta razón Jesús dio gracias para que sepamos la importancia de la gratitud en el camino ascendente a Dios.

 

36. Meditemos…

 

37. Dios te bendice porque sabiendo estas cosas las haces.

 

38. Amén.

 

 

 

Please reload

Destacados

Caminando por sendas de rectitud

October 8, 2018

1/10
Please reload

Recientes

January 26, 2020

August 12, 2019

Please reload

 Horario de Oficina:  Lunes a Viernes  9:00 AM a 12:00 M

Medios
Nosotros
Unity
Biblia

T

 809-535-4488

© 2018 Centro de Cristianismo Práctico,  todos los derechos reservados

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle