Disuelve tus tinieblas haciendo esto

September 3, 2018

“Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”(Juan 8:12)

 

1. Hay un mundo exterior y un mundo interior. El mundo exterior es lo que se ve, el mundo interior es ese que no se ve. Es el mundo del espíritu la esencia de todo lo manifestado.

 

2. Así como hay mundo exterior y mundo interior, también hay luz exterior y hay luz interior.

 

3. El diccionario define la palabra tinieblas como: ausencia de luz, suma ignorancia y confusión por falta de conocimientos, oscuridad, falta de luz en lo abstracto o en lo moral. (DRAE)

 

4. Por ejemplo, decimos que una persona que está confusa anda en tinieblas. La persona que es ignorante por falta de conocimientos está en tinieblas. Y sabemos que la ignorancia y confusión traen el desorden.

 

5. Todos tenemos derecho a recibir una buena educación que traiga luz, o entendimiento de las cosas de este mundo y nos capacite para pensar correctamente de una manera lógica basada en principios del campo del saber humano y en los descubrimientos científicos hechos por el hombre.

 

6. Esta es una tarea que los gobiernos se han encargado de llevar a cabo; la tarea de educar a sus pueblos. Con la buena educación hay avance, progreso y prosperidad.

 

7. La buena educación ofrece lo que yo llamo luz externa, saca al pueblo de la ignorancia y convierte al hombre en una persona útil para la sociedad.

 

8. Pero también necesitamos luz interior para salir de las tinieblas de la ignorancia acerca de las cosas espirituales que es nuestra parte esencial.

 

9. Desde un punto de vista espiritual la palabra tinieblas significa ignorancia de las cosas espirituales, “ausencia de la Verdad (luz) en la consciencia.” (LPR p. 223)

 

10. Y el primer paso para salir de las tinieblas de la ignorancia es conocer las Escrituras. Tenemos que estudiar la Biblia.

 

11. Yo les recomiendo que comiencen con el Nuevo Testamento y conozcan las enseñanzas de Jesús que se encuentran en los 4 Evangelios que es la Palabra de Dios, la Palabra que trajo luz a los hombres.

 

12. Lamentablemente todavía existen personas en este mundo que desconocen la Palabra de Dios; estas personas andan en tinieblas. Por eso

Jesús comisionó a los apóstoles para que fueran “por el mundo a predicar el evangelio a toda criatura.” (Marcos 16:15)

 

13. Pero hay otras que sí conocen la Palabra de Dios, han leído la Biblia una y otra vez, pero siguen en tinieblas. Entonces, ¿cómo puede ser esto así?

 

14. El domingo pasado estuvimos hablando de la experiencia que tuvo un hombre ciego de nacimiento cuando fue sanado y vio la luz, porque creyó. Así también la luz comenzará a hacer un trabajo en las tinieblas de nuestra consciencia a medida que leemos, aprendemos los principios espirituales que Jesús nos enseñó. Pero tiene que haber entendimiento. Entonces, cuando leamos la Biblia tenemos que hacerlo con entendimiento.

 

15. Para conocer y entender las Escrituras yo les recomiendo que se consigan un maestro que no solo explique los acontecimientos históricos sino que les ayude a entender el significado espiritual que tiene estas enseñanzas. Aquí en nuestra congregación tenemos unos maestros muy buenos que todos ustedes conocen. Ellos han estudiado y han profundizado en el estudio de la Verdad. Este es el segundo paso. Busca un buen maestro que te dirija en el estudio de Las Escrituras.

 

16. Conocer la Verdad, con la ayuda de buenos maestros es muy bueno; pero no es suficiente. Los estudios bíblicos llegan hasta un punto.

 

17. Pero de ahí en adelante nos toca a cada uno de nosotros a escudriñar las Escrituras. (Juan 5:39) Este es el tercer paso; escudriñar y profundizar en Las Escrituras. Contempla las palabras que están escritas y busca lo que éstas significan en tu vida, la lección oculta que tienen para ti.

 

18. Tu meta es educarte espiritualmente, desenvolver tu potencial espiritual y alcanzar la vida eterna, que es luz eterna. Y para esto necesitas meditar y reflexionar, entrar en las profundidades de tu consciencia, buscar en tu interior, transitar a través de tu oscuridad hasta encontrar tu propia luz.

 

19. Esa luz es el único Maestro certificado y validado por Dios que te llevará al pleno conocimiento de la Verdad. Esto de por sí es una experiencia mística para aquellas personas que han logrado ver su propia Luz. Cristo es el Yo Soy en cada uno de nosotros. Solo a Él se le atribuye ser la luz que alumbra a todo hombre.

 

20. “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”(Juan 8:12)

 

21. Todos tenemos áreas oscuras en nuestro interior, tinieblas que son el producto de alguna cualidad interior indeseable en cada uno de nosotros, algún hábito oscuro, alguna adicción pecaminosa.

 

22. Muchos esconden esta parte de sus ser, pero se convierten en víctimas de sus propios hábitos negativos.

 

23. Por ejemplo, los medios noticiosos han descubierto una cantidad de abusos sexuales que se han dado por parte del clero de la iglesia tradicional hacia niños y adolescentes. O Pastores de iglesias que han sido sorprendidos llevando a cabo actos de infidelidad o transacciones deshonestas.

 

24. ¿No son éstas, personas conocedoras de las Escrituras, que conociendo las enseñanzas de Jesús, la Verdad que el gran Maestro predicó, han optado por permanecer en la oscuridad de los sentidos? No son seres de luz, son seres que habiendo conocido la luz, han deseado permanecer en las tinieblas.

 

25. ¿Eres tú un ser que habiendo conocido la Luz has deseado permanecer en las tinieblas por haraganería?

 

26. Todo aquel que ha conocido las enseñanzas de Jesús ha conocido la luz. Pero conocer la luz no es suficiente para disolver las tinieblas de nuestro interior.

 

27. Para disolver las tinieblas tenemos que dominarlas. Y la manera de hacer esto es hablar la palabra de Verdad con autoridad y hacer el trabajo interior que esto conlleva. Jesús así lo hizo cuando las tinieblas buscaron dominar la luz de Su interior. Este es el cuarto paso.

 

28. En un momento de aparente debilidad física, después de haber pasado 40 días en ayuno en el desierto las tinieblas trataron de dominarlo y Él les habló con autoridad diciéndoles: “Vete de mí Satanás.” Ese Satanás es la consciencia de los sentidos, la parte animal del ser humano buscando satisfacer sus necesidades animales.

 

29. En el ejemplo anterior, el clero estaba buscando satisfacer su apetito sexual de una manera antinatural rompiendo así todos los principios morales que gobiernan la conducta humana. Todo esto es oscuridad dentro de nosotros mismos.

 

30. Hay una Luz dentro de cada uno de nosotros. Para muchos, esta Luz interna está alumbrando con muy poca intensidad y tiene que ser avivada para que sea capaz de disolver la densa oscuridad que le rodea.

 

31. Cuando Jesús le habló a las tinieblas en Él, les dio una lección acerca del comer; y fue muy clara. No necesariamente debemos comer todo lo que sea agradable al paladar o lo que apetecemos, sino lo que nutre verdaderamente a nuestra alma.

 

32. Cuando dijo “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” quiso decir que hay alimento material, pero también hay alimento espiritual. Y lo espiritual tiene que estar por encima de lo material.

 

33. Esas áreas oscuras que buscan disfrutar de sensaciones físicas, o de experimentar algún tipo de éxtasis por medios materiales mueren en el mismo lugar donde fueron concebidos. Ahí no hay progreso ni desenvolvimiento; solo el disfrute temporero de un momento de placer. Todo eso acontece en el campo de lo animal en nosotros.

 

34. Se hace necesario transmutar nuestra consciencia, de lo sensual a lo espiritual y reconocer que en Dios hay satisfacción; no de corta duración como en lo físico, sino satisfacción duradera y eterna. Este es el quinto paso.

 

35. El tiempo llega a cada uno de nosotros donde tenemos que hacer una elección, y decidir qué es lo más importante para nosotros, si el pan que se sirve en la mesa o el pan espiritual.

 

36. Y la elección correcta es primero alimentarnos espiritualmente sin dejar de hacer lo otro después. Pero malditos son los que conociendo la Verdad optan por permanecer en las tinieblas. Su propia concupiscencia los ha lanzado por el abismo de la desintegración y muerte. Todo esto es oscuridad.

 

37. Tenemos que dar la batalla diariamente para dejar salir nuestra luz propia. Hemos permanecido en las tinieblas por mucho tiempo. Se hace justo y necesario laborar diariamente y transmutar nuestra consciencia avivando la Luz que hay dentro de nosotros y permitiendo que esa luz brille en nuestra consciencia y en todo nuestro ser.

 

38. Digan lo que digan, aquellos que nos rodean, no nos dejaremos influenciar por estados de conciencia inferiores. Nuestra meta es seguir la Luz del Cristo que mora en cada uno de nosotros.

 

39. Y como dice la canción: Tenemos que seguir a Cristo en Unidad, camino de redención, radiando mensajes de luz y amor, viviendo para siempre en Dios.

 

40. Dios les bendice porque sabiendo estas cosas las hacen.

 

41. Meditemos…

 

42. Amén.

 

 

Please reload

Destacados

Caminando por sendas de rectitud

October 8, 2018

1/10
Please reload

Recientes

August 12, 2019

Please reload